Migrañas: todo lo que necesitas saber sobre esta dolorosa condición

Publicado el 27 de marzo de 2023, 17:10

Las migrañas son un tipo de dolor de cabeza intenso y debilitante que pueden durar desde unas pocas horas hasta varios días.

A menudo, las personas que sufren de migrañas experimentan una sensibilidad extrema a la luz y al sonido, así como náuseas y vómitos. A continuación, explicaremos todo lo que necesitas saber sobre esta dolorosa condición, así como maneras de prevenirla.

combatir la migraña

¿Qué son las migrañas?

Las migrañas son un tipo de dolor de cabeza que se caracteriza por ser un dolor pulsátil y de un solo lado de la cabeza, aunque en algunos casos puede afectar ambos lados. También pueden venir acompañadas de otros síntomas, como náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz y al sonido, y visión borrosa.

Las migrañas se cree que están relacionadas con cambios en los niveles de serotonina en el cerebro. Estos cambios pueden ser causados por factores como el estrés, la falta de sueño, ciertos alimentos y bebidas, cambios hormonales y otros factores desencadenantes.

Aquí te presentamos algunas de las complicaciones más comunes de la migraña

  1. Aura: aproximadamente una cuarta parte de las personas que experimentan migrañas también experimentan síntomas visuales, sensoriales o del habla antes del dolor de cabeza. Estos síntomas se conocen como aura y pueden incluir destellos de luz, manchas oscuras, hormigueo en la piel y dificultad para hablar.

  2. Náuseas y vómitos: muchas personas con migrañas también experimentan náuseas y vómitos, lo que puede empeorar el dolor de cabeza y hacer que sea difícil tomar medicamentos.

  3. Sensibilidad a la luz y al sonido: la migraña puede hacer que las personas sean extremadamente sensibles a la luz y al sonido, lo que puede dificultar la realización de actividades cotidianas.

  4. Fatiga y problemas de concentración: después de una migraña, muchas personas informan sentirse agotadas y tener dificultades para concentrarse. Esto puede dificultar la realización de tareas en el trabajo o en la escuela.

  5. Depresión y ansiedad: la migraña crónica puede afectar significativamente la calidad de vida de las personas, lo que puede aumentar el riesgo de depresión y ansiedad.

  6. Problemas en el trabajo o en la escuela: la migraña puede interferir con las responsabilidades laborales y académicas, lo que puede afectar la productividad y la capacidad para mantener un trabajo.

  7. Dificultades sociales: las personas con migraña a menudo tienen que cancelar planes debido al dolor de cabeza, lo que puede afectar las relaciones sociales y hacer que se sientan aislados.

¿Cómo se tratan las migrañas?

El tratamiento de las migrañas puede variar según el paciente y la gravedad de los síntomas. Algunas personas pueden encontrar alivio con analgésicos de venta libre, mientras que otras pueden necesitar medicamentos recetados específicos para las migrañas. En casos severos, el médico puede recomendar inyecciones para tratar el dolor y otros síntomas.

Además, algunos pacientes pueden beneficiarse de la terapia preventiva para las migrañas. Esta puede incluir medicamentos recetados o cambios en el estilo de vida, como la reducción del estrés, el ejercicio regular y una dieta saludable.

Maneras de prevenir las migrañas

Aunque las migrañas pueden ser desencadenadas por diferentes factores en diferentes personas, hay algunos consejos generales que pueden ayudar a prevenirlas:

  • Identificar los factores desencadenantes: Aprender a reconocer los factores que desencadenan los ataques de migraña es un paso importante en la prevención. Algunos de los factores comunes incluyen la falta de sueño, el estrés, la menstruación, ciertos alimentos y bebidas, y los cambios en el clima.
  • Mantener un horario regular: Mantener un horario regular para comer, dormir y hacer ejercicio puede ayudar a prevenir los ataques de migraña. Evita saltar comidas, dormir demasiado o muy poco, y hacer ejercicio en exceso.
  • Evitar los alimentos y bebidas desencadenantes: Algunas personas encuentran que ciertos alimentos y bebidas, como el alcohol, el queso, el chocolate y los alimentos procesados, pueden desencadenar ataques de migraña. Identifica tus desencadenantes personales y evita consumirlos.
  • Reducir el estrés: El estrés es un factor común en los ataques de migraña. Aprender técnicas de relajación, como la meditación, el yoga o la respiración profunda, puede ayudar a reducir el estrés y prevenir los ataques de migraña.
  • Medicamentos preventivos: Existen medicamentos preventivos que pueden ayudar a reducir la frecuencia y la intensidad de los ataques de migraña. Consulta con tu médico para determinar qué medicamentos pueden ser adecuados para ti.
  • Evitar los cambios bruscos de clima: Los cambios bruscos de clima pueden desencadenar migrañas en algunas personas. Si eres sensible a los cambios climáticos, trata de evitarlos en la medida de lo posible.
  • Dormir lo suficiente: La falta de sueño es un factor común en los ataques de migraña. Asegúrate de dormir lo suficiente cada noche y trata de mantener un horario regular de sueño.

La prevención de la migraña puede ser un proceso de prueba y error, y puede llevar tiempo encontrar las estrategias que funcionan mejor para ti. Si sufres de migrañas frecuentes o graves, consulta con tu médico para obtener más información sobre los tratamientos preventivos disponibles.

En resumen, las migrañas pueden ser una condición dolorosa y debilitante que afecta a muchas personas. Además, prestar atención a los factores desencadenantes y hacer cambios en el estilo de vida puede ayudar a prevenir las migrañas y reducir su frecuencia e intensidad.

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios